La empresa estadounidense Jack Daniel´s se enfrenta a la británica Diageo por la denominación de origen  “Tennessee Whiskey”.

Según la empresa estadounidense el whiskey del estado de Tennessee es “atacado” teniendo en cuenta que ese estado del centro-este de Estados Unidos, aprobó una ley en 2013 para otorgar una definición legal al “Tennessee Whiskey”. En donde el nombre  se encuentra reservado al destilado producido en Tennesse a partir de al menos 51% de maíz, envejecido en barricas nuevas de roble y filtrado luego de permanecer 10 días en recipientes llenos de carbón de arce sacarino, proceso que le aporta su sabor y aroma distintivos.

Normativa que no es bien vista por Diageo, dueño de marcas como el whisky Johnnie Walker, la vodka Smirnoff y la cerveza irlandesa Guinness.

Aunque el grupo sólo vendió, a través de su filial George Dickel, 130,000 cajones de “Tennessee whiskey” en 2013, se puso de punta contra esta ley, que considera favorece injustamente a su competidor.

Acorde con el vicepresidente ejecutivo de Diageo Norteamerica Guy Smith, “el año pasado, a través de maniobras fraudulentas y engañosas, se convenció a los legisladores de definir el ‘Tennessee whiskey’ de acuerdo con la receta del Jack Daniel’s, eliminando de hecho la flexibilidad que los productores de whiskey han disfrutado durante más de 130 años en el estado de Tennessee.

Diageo está de acuerdo con discutir las normas que establecen el ‘Tennessee whiskey’, pero es imprescindible que esta norma refleje las contribuciones de todos los fabricantes de whiskey de Tennessee, grandes y pequeños, y no sólo la de una empresa tiránica, como es actualmente el caso”.

En ese orden de ideas, Diageo busca la abolición de la ley de 2013, contando con el apoyo de artesanos del whiskey, como Phil Prichard cuya destilería lleva el mismo nombre.

Para Jeff Arnett, maestro destilador en la destilería de Jack Daniel’s en Lynchburg, Tennessee, la denominación “Tennessee whiskey” está diseñada precisamente para garantizar a todos los clientes un determinado nivel de calidad.

La asociación profesional de la industria de bebidas alcohólicas en Estados Unidos, Discus, desistió de hacer comentarios sobre esta “disputa comercial” que implica a dos de sus principales miembros, según su portavoz Frank Coleman.

La organización afirmó sólo “haber apoyado el reconocimiento de una especificidad para diversas bebidas espirituosas estadounidenses en varias negociaciones en tratados internacionales”.
Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/2255358/Jack-Daniel